La máscara negra está prohibida en el examen de conducir.


De vez en cuando existen normativas recientes publicadas por la Dirección General de Tráfico para aprobar sus exámenes teóricos. Las actualizaciones para este 2021 han tenido que ver con nuevos límites de velocidad, detectores de radar o el uso de patinetes, entre otros. Y luego está la norma para poder realizar el examen que aplica la Dirección General de Tráfico de Badajoz y que impide que los candidatos lleven «máscaras oscuras». El motivo es evitar que esta protección obligatoria en medio de una pandemia de covid camufle una cámara que ayude a resolver el examen con soporte externo.

Los encargados de las autoescuelas cuyos alumnos se ven afectados por esta disposición consideran absurda la prohibición. Algunos incluso dudan que sea legal.

La orden la dio la sede provincial a mediados de verano y posteriormente se dieron casos en los que el alumno llevaba una máscara oscura. En el hall la organización ha puesto a disposición una máscara de color claro para poder realizar el examen. Esto provocó un segundo aviso en las autoescuelas de Badajoz el 28 de septiembre. “A indicación de la Diputación, tenga en cuenta que no se deben utilizar máscaras oscuras en el examen teórico”, reza el correo electrónico enviado a las autoescuelas de Badajoz. “El motivo -continúa el mensaje- es que en otras provincias la Guardia Civil ya ha detectado el uso de cámaras ocultas en las máscaras de ese color, y para evitar fraudes en teoría se ha pedido que las máscaras utilizadas no sean negras”. .

En Cáceres no existe tal orden, señalan en varias autoescuelas consultadas. Tampoco aparece en el resto de España, según las circulares que hace públicas Tráfico. Al respecto, la DGT sólo indica lo siguiente: «Recuerde que la máscara es imprescindible para realizar un examen práctico o teórico del carnet de conducir. Es necesario llevar una mascarilla quirúrgica o FFP2 sin válvula de exhalación que cubra la nariz y la boca. No dice nada sobre el color.

Botones, vasos, colgantes …

Después del confinamiento del año pasado, las pruebas regresaron durante la reducción de la escalada en mayo de 2020. Solo un solicitante por coche, guantes, autorización, un tercio de la capacidad y, por supuesto, siempre una máscara. Pero ahora se ha descubierto que esta protección también se puede utilizar para hacer trampa en el examen utilizando ayuda externa. “Esto no es nuevo en este tipo de pruebas y ya se ha combatido exigiendo que se desconecten los teléfonos móviles”, dice el experto en tráfico de TODAY José Antonio Polo.

María Burguillos, directora de la autoescuela de Tauro, cree que «son muchos los elementos en los que ya se ha demostrado que un aspirante puede esconder una cámara o un micrófono, como botones, gafas, colgantes», pero cree que esta orden no llevar máscara no tiene sentido y razona – continúa – que basta con pedirle al sospechoso que se baje la máscara, como de hecho se hace ahora para verificar que la persona que se presenta a una prueba es la misma que acredita la fotografía de su documento nacional de identidad para evitar casos de robo de identidad.

.



Fuente

Deja un comentario