El polen se dispara en Extremadura: recomendaciones para alérgicos

El polen se dispara en Extremadura: recomendaciones para alérgicos

Tomar medidas como usar anteojos de sol o no tender la ropa afuera es fundamental cuando los niveles de polen se disparan

Esta semana es difícil para los alérgicos y el pronóstico para el fin de semana no mejora. La prevalencia de las enfermedades alérgicas ha aumentado de forma espectacular en los últimos cuarenta años y se estima que estos problemas afectan actualmente al 30% de la población española, según datos de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC).

En España, la enfermedad alérgica más común es la alergia al polen, que afecta a unos ocho millones de personas y está provocada principalmente por el polen de determinadas plantas o árboles. En concreto, las gramíneas, los olivos, los cipreses, la salsola, los plátanos de sombra y parietaria son las especies que con mayor frecuencia provocan alergias. Y es precisamente en las zonas más pobladas, las ciudades, donde más está aumentando su incidencia, debido al aumento de la contaminación y la plantación de especies altamente alergénicas en las zonas urbanas.

Para abordar este problema, lo primero es identificar el agente causante de la alergia y luego seguir un tratamiento médico para controlar los síntomas, siempre prescritos por un especialista, o vacunas específicas para tratar de evitar que se produzcan. Sin embargo, la primera medida es evitar el contacto con el propio alérgeno. Colocar filtros de polen en los aires acondicionados o evitar pasar el rato cuando llega la primavera son dos ejemplos de hábitos sencillos que ayudarán a las personas alérgicas a mejorar su calidad de vida.

Diez consejos para prevenir las alergias al polen:

Mejor, dentro de la casa. En los días de mayor concentración de polen y, sobre todo, en los días de fuerte viento, es recomendable optar por actividades dentro de casa.

Horarios prohibidos. Los intervalos entre las cinco y las diez de la mañana y las siete y las diez de la tarde son los que acumulan mayor concentración de polen. Por ello, durante estos periodos de tiempo, reduzca las actividades al aire libre y mantenga cerradas las ventanas de la casa.

En el coche, incluso con protección. Cuando viaje en automóvil, mantenga las ventanas cerradas para evitar que entren granos de polen en el automóvil.

Los filtros de aire ayudan. Puedes poner filtros de polen en los aires acondicionados, tanto en casa como en el coche. No olvides cambiarlos con frecuencia para que no pierdan su eficacia.

Con gafas de sol. Cuando salgas, es buena idea llevar gafas de sol para que el polen no entre en contacto con tus ojos.

Ropa, un imán de polen. Los granos de polen pueden quedar atrapados en tu ropa, por lo que una buena medida es ducharte y cambiarte de ropa cuando llegues a casa. Asimismo, evita tender la ropa al aire libre, especialmente cuando llega la primavera.

No elimine el polen. Es decir, evita actividades que puedan eliminar partículas de polen como cortar el césped o barrer la terraza. Si eres alérgico al polen de la hierba, ni siquiera deberías tumbarte en la hierba.

Toma precauciones también en tu jardín. En caso de que te guste el jardín, evita las plantas que polinicen por el aire. Por ejemplo, los setos de plantas de Arizona no se recomiendan en el jardín de una persona alérgica al polen.

No bajes la guardia por la noche. Si planea pasar la noche al aire libre, es mejor no dormir cerca de fuentes de polen alergénico.

Consulte a su farmacéutico. Si toma medicamentos específicos para alergias como los antihistamínicos, debe hacerlo siempre bajo control médico, de forma regular y en la dosis recomendada por el especialista. También recuerda que nunca debes mezclar estas drogas con alcohol. Si tiene alguna duda, consulte a su farmacéutico.

Fuente

Deja un comentario